La plataforma antitaurina PROU vuelve a entrar en escena ante la amenaza del regreso de las corridas de toros a Cataluña.

La Plataforma PROU pide alejar a Josep Maria Pelegrí de los animales.

* El Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural de la Generalitat, al mando de Josep Maria Pelegrí, pretende volver a permitir las corridas de toros en Cataluña, avalando espectáculos taurinos ilícitos organizados por toreros y ganaderos, con toros traídos de Salamanca y otras partes de España, actividad que quedó tajantemente prohibida por el Parlamento de Cataluña el 28 de julio de 2010. Los toros podrían volver a Cataluña, y Cataluña quedaría muy mal parada frente a la opinión pública internacional.
* La plataforma civil que consiguió abolir las corridas de toros en Cataluña exige de manera inmediata la dimisión o destitución de Josep Maria Pelegrí, o bien la transferencia de las competencias en materia de protección de animales a otro Departamento.
* La Plataforma, que había quedado disuelta tras la victoria del 2010, vuelve a reconvocar a todas sus fuerzas sociales para “luchar contra la amenaza interna”.
* Preparan un extenso informe sobre lo que consideran “la peor gestión ambiental y de protección animal de la historia de Cataluña”.
* Cuentan con el apoyo institucional del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona, de varias organizaciones ecologistas, el propio movimiento animalista, e incluso de sectores críticos con la gestión del conseller dentro de la propia coalición nacionalista.
* Comenzarán acciones sociales, políticas, pero sobre todo jurídicas.

El Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural de la Generalitat de Cataluña, al mando de Josep Maria Pelegrí, pretende volver a permitir las corridas de toros en Cataluña, ninguneando la decisión tomada por el Parlamento de Cataluña el 28 de Julio de 2010, tras una Iniciativa Legislativa Popular.

El jueves 25 de abril, la Plataforma PROU interpondrá recurso contencioso administrativo contra la Resolución del Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural de 20/2/2013, mediante la cual “Se desestima el recurso de alzada contra la resolución de 10/12/2012 del director de los Servicios Territoriales a las Tierras del Ebro, por la cual se acordó no incoar expediente sancionador y ordenar el archivo de las actuaciones realizadas en relación con la denuncia presentada por la celebración de espectáculos taurinos, con toros de lidia, en una fina de Tarragona en término municipal de Alfara de Carles”.

Los espectáculos taurinos consisten en torear los toros de lidia para permitir decidir el destino del animal (sea a la plaza de toros sea al matadero) en un espectáculo público destinado a turistas. Es lo que se llama “la tienta” y es una actividad implícita a las corridas de toros. Esta actividad prohibida, que tiene una duración de 20-25 minutos por toro, consiste en comprobar “la bravura” del animal mediante la utilización de “capa i muleta”. Durante estos minutos también se utilizan banderillas de madera, que se han diseñado expresamente, que se dejan caer sobre el animal realizando acrobacias; todo esto, llevado a cabo públicamente por toreros profesionales y en una plaza de toros. Estos espectáculos taurinos ilegales, que van dirigidos a turistas rusos en su mayor parte, se realizan des de julio de 2012 de forma ininterrumpida y van a seguir mientras no sean clausuradas por un juez, dado que el Govern se niega a hacerlo. Así se ha pronunciado el Departamento de Agricultura, así como el delegado del Govern a las Tierras del Ebro, garantizando su continuidad por la fuente de ingresos que suponen para el territorio.

Se trata de un espectáculo taurino clandestino (sin autorización ni presencia de ambulancia ni de servicio médico ni de asistencia veterinaria –según acta de los mossos de escuadra-), pero con el visto bueno del Departamento de Agricultura, promovido y realizado por los ganaderos y toreros, en un intento de mantener el negocio taurino en Cataluña de unas cuantas personas, burlándose de las instituciones democráticas de Cataluña que prohibieron las corridas de toros “convencionales” y cualquier modalidad de espectáculo taurino mediante la Ley 28/2010, de 3 de agosto, que entró en vigor el 1/1/2012.

Declaraciones:

“Tendremos que ganar en los juzgados lo que ya hemos ganado en el Parlamento” Anna Mulà, abogada de Plataforma PROU.

“Esta decisión no se ajusta ni al derecho ni a la ética, y no habrá ningún paso a atrás en ninguno de los dos sentidos”, Magda Oranich, Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona, miembro de Plataforma PROU.

“Hemos lanzado una petición online en Change.or contra el conseller Pelegrí pidiendo una orden de alejamiento político de los animales”, afirma Leonardo Anselmi, portavoz y enlace político de la Plataforma, quien concluye que “dado el prestigio internacional que con justicia se ha ganado el pueblo catalán en lo que al trato a los animales se refiere, el conseller Pelegrí no solo es malo para los animales, también lo es para Cataluña”.

> FIRMA AQUÍ por la DESTITUCIÓN de Josep Maria Pelegrí: Evitemos que vuelvan las corridas a Cataluña