Comunicado de Plataforma Prou

logo_prou_2La Plataforma PROU recibe de forma positiva la noticia sobre la decisión tomada por el grupo parlamentario de Convergencia i Unió de retirar una enmienda presentada en la Ley de acompañamiento a los presupuestos, enmienda que habría legalizado un tipo de corrida de toros en Catalunya en contra de la Ley 28/2010, de 3 de agosto, aprobada mediante Iniciativa Legislativa Popular.

Mas allá del debate de fondo, sobre el sufrimiento de los animales y la inconveniencia para la imagen de Catalunya de volver a atrás con esta medida, la Plataforma PROU puso un especial acento en el método utilizado en la tramitación a través de un mecanismo parlamentario sombrío, oscuro y sin ningún tipo de debate público, como es una Ley de acompañamiento, que representa el extremo opuesto al método de participación ciudadana por el cual fue aprobada la Ley que se pretendía modificar.

Este hecho fue criticado entre otras entidades por el Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona, ya que, de aprobarse esta enmienda mediante este método, se habría incurrido en una vulneración de derechos constitucionales, políticos y de participación, al usarse un mecanismo encriptado y urgente para derogar una Ley aprobada mediante un recurso de democracia participativa.

Del mismo modo, la Plataforma PROU quiere manifestar que las intenciones del grupo Convergente se orientaban a regular una actividad, y no a derogar una Ley de la cual nos sentimos orgullosos en la sociedad catalana. En este sentido, la Plataforma PROU propone que desde el Parlament se ayude a las ganaderías afectadas en Alfara de Carles solicitando al Govern una ampliación del plazo para pedir compensaciones económicas a los afectados conforme a la Ley 28/2010, pero bajo ningún punto de vista volviendo a atrás en la propia Ley o promoviendo que ésta sea vulnerada.

A la vez, la Plataforma lamenta que el PSC continúe obcecado en aprobar la enmienda de modificación incluso a sabiendas de la imperdonable vulneración de derechos en la que se incurriría.

A raíz de esta experiencia, la Plataforma PROU cree necesaria una reforma legal para que evitar que, en el futuro, una Ley aprobada mediante recursos de democracia participativa pueda ser derogada mediante tramitaciones tales como las leyes de acompañamiento. De este modo se mejoraría la salud democrática y participativa de Catalunya, y se aumentarían las garantías de respeto a los procesos participativos.