Posted on and Updated on

La violencia de los Sanfermines

violencia san fermines

Si por algo es famosa y conocida la ciudad de Pamplona a nivel mundial es por los Sanfermines, un espectáculo donde año tras año saltan a la prensa noticias de violencia animal y casos de abusos sexuales, lo que ha hecho que esta festividad esté en el punto de mira. ¿Se prohibirá algún día en España como se pretenden eliminar también las corridas de toros?

El año pasado fue noticia por las 16 detenciones a hombres llevadas a cabo por la policía nacional, con motivo de abusos sexuales, con cinco ataques violentos y 11 de agresión sexual. Cada año las protestas antitaurinas son más numerosas y las manifestaciones en vísperas de la celebración del evento más numerosas.

Más allá de la controversia por los toros, la festividad es una dosis de exceso y diversión que paraliza la ciudad entera durante los 9 días que dura la celebración. “Durante Sanfermines se pueden ver las cosas más disparatadas que uno se puede imaginar”, afirmaba un alto cargo político de la ciudad. “Gente durmiendo de pie, gente desnuda que se pasea por las calles o tiradas sobre el suelo. Lo que a veces nos dejan imágenes totalmente bochornosas en los informativos”.

Según los datos, 16.448 personas participaron en el encierro. Para el 46% era su primera vez, la mayoría de ellos australianos, británicos y estadounidenses. El 92% de los corredores son hombres.

La ciudad se está tomando muy en serio las denuncias que se producen por agresiones sexuales, dando lugar a diversos talleres y a campañas de concienciación. En la última celebración conocimos el que caso de “La manada”, que todavía se está juzgando y donde, supuestamente, un grupo de 5 hombres violaron a una misma chica entre todos ellos. Se ha creado una línea telefónica abierta las 24 horas del día para que las mujeres puedan hacer uso de ella si sufren algún altercado.

En nuestra opinión, estamos hablando de una tradición española que se debería de prohibir también junto con los toros. No solo por el ambiente violento y acosador que se genera contra las mujeres, sino que también por el maltrato animal que reciben los toros y los daños físicos a personas. No hay edición que no se salde con algún muerto o una cifra de heridos bastante considerable. En la pasada edición fueron 10 las personas heridas al ser corneadas de forma bastante violenta.

Una simple carrera separa la vida de la muerte y no merece la pena arriesgarse así y poder perder una cosa tan bonita como es la vida.

Posted on and Updated on

Cataluña, primera Comunidad autónoma en prohibir los toros

Cataluña ha sido la primera provincia de España en prohibir las corridas de toros, un ejemplo de civismo que llevaba solicitando la población desde hace bastantes años. No se podía permitir que un espectáculo tan vil y sangriento, se siguiera celebrando con total impunidad en una sociedad moderna y con valores que es la sociedad catalana de hoy en día. Que sea una tradición no excusa el maltrato animal intrínseco de este tipo de festividad y es una razón más que suficiente su prohibición.

Debemos llamar a la reflexión y pensar en cuáles son las tradiciones que queremos que nuestros hijos hereden. En el trato que da una civilización a sus animales, se puede medir el nivel de general de ésta, y entiendo perfectamente cuando extranjeros llegan a nuestro país y contemplan atónitos el maltrato animal que se está llevando a cabo delante de sus ojos y como el público vitorea este acto tan sumamente violento, donde el toro es maltratado previamente antes de salir a la plaza.

Un acto donde salen a relucir los sentimientos más primitivos del ser humano, y entiéndase esto como una forma despectiva de hablar de ellos. Si por algo se ha avanzado es por usar el raciocinio y saber distinguir entre lo que se considera correcto y lo que no. Y es que un espectáculo donde un animal juega en clara desventaja y donde se vitorea a un ser humano para que lo intente matar por el simple hecho de deleitarse con la sangre y la violencia

prohibir-toros-catalunya

Pero ahora que ya se ha conseguido en un determinado territorio del país como es el nuestro, se tiene que llevar al resto de España la eliminación de este ‘evento cultural’, si se le quiere –pero no que no se debe- llamar así.

Y por si no lo sabías, las corridas de toros ya se prohibieron en España durante periodos muchos más oscuros que los que vivimos actualmente, durante los reinados de Fernando VI, Carlos III y Carlos IV.

Pese a la sentencia dictada por el tribunal constitucional alegando que la prohibición de las corridas es un tema estatal y no autonómico, las corridas lo tienen muy difícil para volver a Cataluña de forma regular. La sociedad está comprometida y esperemos que siga siendo así durante el resto de los años que vienen y que se aplique tanto al resto del país como a los extranjeros.